Tiene 33 años, tuvo su séptimo hijo varón y el Presidente será padrino

Mauro Matías nació el martes a las 18:50 en el hospital Castro Rendón con 4,580 kg y se convirtió en el séptimo hijo varón de la familia Delfino Alfaro.

Además de sumarse al grupo familiar, Mauro Matías será el heredero de una antigua tradición que indica que se convertirá en el nuevo ahijado del presidente, Alberto Fernández.

Tras seis varones, Marita tenía la ilusión de recibir a su primera hija mujer, ya que tenía decidido que este sería su último embarazo. Pero finalmente tuvo otro varón, el séptimo que por tradición (y por ley) se convertirá en ahijado del Presidente de la Nación.

Marita tiene 33 años y su marido 34, tiene seis hijos mayores de 14, 13, 10, 8, 3 y 2 años. “Somos una familia grande por parte de mi marido, son nueve hermanos y de mi parte somos 5. Venimos de familias grandes”, comentó. "Yo quería una nena, pero salió otro varoncito porque Dios lo quiso así", dijo Marita en diálogo con A24.

Marita y su marido comenzaron a buscar nombre para el bebe que llegaría ya que el resto de sus hijos "tienen nombre de sus tíos". "Yo le quería poner Alberto, pero en la decisión ganó Mauro Matías”, recordó al señalar que posteriormente se enteró que sería apadrinado por el Presidente del país.

"Me dijeron de todo, que le regalan casa y autos, pero en principio lo van a becar con el tema de los estudios y una ayuda económica", sostuvo la mamá de Mauro al aclaras que son mucho "los 3 más chicos duermen con nosotros en la habitación".

"Nos dijeron que por ley le corresponde ser el ahijado del presidente, pero no se como es el tema. Me dijeron que presente los papeles en Anses", agregó Marita.

Ley de padrinazgo presidencial

Con respecto a la normativa, la Ley Nº 20.843 “garantiza el padrinazgo del Presidente de la Nación en funciones al momento del nacimiento del séptimo hijo varón o la séptima hija mujer de una prole del mismo sexo”.

Ahora bien, los ahijados y ahijadas presidenciales pueden acceder a una beca asistencial para contribuir con su educación: “Personas que hayan sido apadrinadas/amadrinadas por el Ejecutivo Nacional (séptimo hijo del mismo sexo, varón o mujer), sin límite de edad y que estén cursando sus estudios en cualquiera de los niveles del sistema educativo nacional en establecimientos oficiales (públicos o privados)” pueden recibir la beca de apoyo para la escolaridad, según el sitio web del Gobierno nacional.

Para solicitar por primera vez la beca se requiere presentar la siguiente documentación, que deberá contar con firma y sello de la autoridad académica competente, sin enmiendas ni correcciones:

  • Formulario de beca inicial
  • Constancia de alumno regular original del año en curso.
  • Documentación complementaria según el nivel educativo que cursa.

El origen de la costumbre

Esta ley tiene sus raíces en la gran inmigración rusa en Argentina y en la creencia de que el séptimo hijo varón es hombre lobo y la séptima hija mujer bruja. De hecho, en la Rusia zarista de Catalina la grande se otorgaba el padrinazgo imperial, que daba una “protección mágica” contra estos males y evitaba que los niños fueran abandonados.

La tradición llegó al país en 1907, cuando Enrique Brost y Apolonia Holmann, una pareja rusa que se radicó en la Argentina, dio a luz a José Brost, su séptimo hijo varón en Coronel Pringles (Provincia de Buenos Aires).

De esta manera, le enviaron una carta al Presidente José Figueroa Alcorta para que lo apadrinara. A partir de eso, el 28 de septiembre de 1974 María Estela Martínez de Perón convirtió esta tradición en ley.

Además, el 24 de abril de 1984, la provincia de Entre Ríos dictó el Decreto 1335 MGJE, reglamentando que “la esposa del Gobernador a petición de parte interesada podía oficiar de Madrina Oficial de Bautismo”. Sin embargo, la provincia no otorgaba ningún tipo de beneficios.

Alberto Fernández ya tiene una ahijada presidencial

El pasado miércoles 3 de marzo, Alberto Fernández cumplió con la Ley de Padrinazgo Presidencial y anunció que tiene una ahijada llamada Mercedes Lucía Arévalo Soraiz.

Se reunió brevemente con la familia en una recorrida por la sede central de Invap, la empresa estatal rionegrina que tiene acuerdos con el estado para la fabricación de radares.

“Ella es Mercedes Lucía Arévalo Soraiz, tiene un año y ¡es mi ahijada!”, expresó Fernández a través de su cuenta de Twitter. La pequeña nació el 15 de febrero del año pasado en el Hospital Ramón Carrillo de Bariloche y es la séptima hija mujer de María Clara Soraiz y Leonardo Arévalos, quienes confesaron que “durante todo el embarazo, cuando pensábamos que podía ser otra nena, rogábamos que no naciera en el gobierno de Macri”.

“Nos enteramos por el diario Río Negro que el presidente venía al Invap y como siempre hablo con la chica de Padrinazgo Nacional, se me ocurrió enviarle un mail al presidente pidiéndole 5 minutos para sacarnos una foto con él”, relató Clara horas después del encuentro con el Presidente.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry